Mi?rcoles, 05 de octubre de 2005
Imagen

En una ?poca en que los sitcoms tradicionales se despiden de la pantalla y dan paso al reinado indiscutido de las series de drama psicol?gico y algo de suspenso, como CSI y la excelente Lost, las comedias unipersonales al estilo de Monk o de Curb your Enthusiasm irrumpen en la pantalla con una frescura con olor a naftalina. Sin embargo, en la nueva temporada de oto?o en USA, My Name is Earl otorga ese gusto a friki que las comedias negras hab?an dejado relegadas al surrealismo l?gico de Arrested Development y a las repeticiones de Seinfeld en Sony. Ese mismo gusto a friki que quedaba luego de ver las pel?culas de Kevin Smith hace unos siete a?os. Y es que Earl, el personaje principal de esta comedia que r?pidamente se convirti? en el programa m?s visto de su horario, los martes en NBC, es una mezcla entre esos antih?roes mutantes de Smith y posee una pizca de perversi?n casi animal que s?lo tienen esbirros como Jos? Luis Torrente o George Costanza.

Earl J. Hickey (el carism?tico Jason Lee, recordado como Brodie de Mallrats o Banky de Chasing Amy) es, literalmente, un par?sito social que vive del robo de minitiendas como las de Apu o de casas vac?as de barrios tradicionales de jubilados en el estado de Texas. Vive con su hermano Randy (quien duerme en el sof? y es interpretado por Ethan Suplee, Willam de Mallrats, el gordo ?o?o que no logra ver jam?s el dibujo escondido en la pintura) y con su esposa Joy (la infartante Jaime Pressly), con quien tiene dos hijos, de los cuales ninguno es suyo (uno, de hecho, es negro). Un d?a, gana la loter?a estatal en un cup?n de raspe, e inmediatamente es atropellado por un auto. La seguidilla de eventos incluye su divorcio de Joy, quien se va a vivir con su amante negro -quien atiende el bar donde Earl va a beber todos los d?as-, y en medio de su patetismo descubre en el programa del a?n m?s pat?tico Carson Daly (el ?o?o de MTV) el concepto del "karma". Entonces, Earl elabora una lista con todas las cosas m?s malas que ha hecho en su vida y se decide a enmendarlas, buscando congraciarse con el destino. En su cruzada lo ayudan su hermano Randy y una empleada de limpieza del motel donde se hospedan, llamada Catalina (la "bibliotecaria" de la olvidable Chasing Papi).

Con s?lo tres episodios exhibidos en USA (el tercero exhibido esta misma noche), la serie ha tomado car?cter de culto por los hu?rfanos del cine friki de Kevin Smith y por todos quienes extra?aban protagonistas que no aportan nada a la sociedad, orinan en el asiento trasero de autos descapotables, roban autos a mujeres de una sola pierna y atormentan ni?os en el colegio al punto de volverlos homosexuales. Tal vez ya bastaba de las comedias ligeras con el protagonista sarc?stico que jam?s le gana a alguien porque si lo hace la serie pierde el sentido, y es el turno de las narraciones fabulescas de la lacra social norteamericana, que es mucho m?s que un documental de Michael Moore o, bueno, George W. Bush. Bueno, tal vez decir "lacra norteamericana" es un poco redundante... pero en fin, la serie pueden bajarla desde www.mininova.org, y por ahora carece de subt?tulos al espa?ol, pero los puristas y frikis de todas maneras apreciar?n el tremendo aporte que el director Greg Garc?a (responsable de la comedia de FOX "S?, mi vida"... sin comentarios) trae desde una genialidad que parece una epifan?a producto de un pacto con el diablo. My Name is Earl ser? transmitida el a?o 2006 por el canal de cable FOX y sigue acumulando elogios y fans en todo el mundo.

Publicado por Wilmarth @ 0:08  | Televisi?n y Medios
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios