Jueves, 24 de noviembre de 2005
Imagen

No es verdad que estaba plagado de personas vestidas de le?ador. S? hab?a un mar de personas de diversa edad vestidas con poleras negras y de otros colores con los logos caracter?sticos de la banda de Seattle. Desde las 10 de la ma?ana, en la entrada principal del estadio San Carlos de Apoquindo, grupos de j?venes reposaban bajo la escasa sombra, esperando que las puertas se abriesen para entrar a ocupar el lugar que esperaron durante catorce largos a?os. La verdad, es que la generaci?n marcada por MTV que conoci? a Pearl Jam por Ten y Versus ahora viste en su mayor?a de terno y corbata, y esperaba ansiosamente las 4 de la tarde para inventar cualquier excusa para salir de la pega y ponerse la camiseta del Rock for Choice.

Imagen

Pearl Jam no ha envejecido. Y si en algo lo ha hecho, ha sido en madurez musical y en sobriedad en los escenarios, pero no por ello menos espect?culo. No son una banda de gigantescas puestas en escena ni pantallas gigantes rodeadas de l?sers. Ante la ineficiente labor de instalar las pantallas de apoyo para los cerca de 25.000 fan?ticos y otros no tanto que atestaron la cancha y nos hicieron saltar como camarones a puros apretones, Pearl Jam sali? al inundado escenario (porque las goteras sobraban en el escenario escu?lidamente cubierto con una malla llena de hoyos que curiosamente se parec?a mucho a la que se us? en Placebo) en medio del fervor de fans que desesperadamente trataban de llegar adelante.

No se puede hacer esperar a alguien 14 a?os y pretender que nada va a pasar...

Imagen

Desde mi posici?n, 5 metros delante del escenario, el panorama era poco auspicioso para la supervivencia, pero una vez Vedder y compa??a abrieron el show con una emotiva interpretaci?n de Release, nada de eso import?. Coros de voces sincronizadas en un s?lo grito que parec?a no terminar jam?s, contenido por m?s de una d?cada, se alzaron entre l?grimas y la llovizna que comenzaba a caer suavemente sobre el estadio, y luego, con Corduroy, la masa dio rienda suelta al instinto. Una catarsis que me oblig? junto a mi novia a salir r?pidamente algunas filas hacia atr?s. Sin embargo, el resto del concierto no perdi? calidad ni euforia.

Viejos crack

Imagen

El oficio de Pearl Jam se ha ido puliendo con el tiempo. Ya no son los mismos que saltaban sobre el p?blico o se trepaban en los escenarios, pero saltan lo que pueden, se complementan como banda, juegan entre ellos, toman vino chileno y se entregan por completo en el escenario. Al grito de "Eddie, Eddie", en la segunda tanda el legendario l?der de los reyes del grunge y ?nicos supervivientes agradeci? a los teloneros Mudhoney (quienes estuvieron algo planos, pero impecables) y al p?blico por estar desde tan temprano y por seguirlos y esperarlos durante tantos a?os, y se lanzaron con una interpretaci?n magistral del cl?sico Go, para seguir con los hitos de su primer disco Ten y la inmensamente coreada en digno spanglish Better Man. El tercer bloque const? de un cover a los Ramones en que Eddie invit? a corear el nombre de la difunta banda de punk y un homenaje a The Who, para finalizar con uno de sus ?xitos m?s grandes y jam?s editado en un disco de estudio, Yellow Ledbetter.

Next time it won't be so long until we come back, I promess you that

Imagen

Veintid?s canciones tocadas en tres tandas. Temas cl?sicos, ?xitos probados y un par de covers para fan?ticos. Una promesa de volver y un grito que a?n no se apaga. Y como hay que escucharlo para creerlo, incluso para los que fueron, pueden descargar el concierto en bootleg (por Bittorrent) desde aqu?.

Publicado por Wilmarth @ 10:53  | M?sica
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 24 de noviembre de 2005 | 17:15
keep on rockin
el otro dia me reia de las publicaciones que hablaban de una banda en decadencia, que ya no vendia. seguramente los que lo digieron son los que enarbolan entre los nuevos clasicos rock sin contenido y con mucha parafernalia. para ellos no es un buen disco el riot act... cuando solo hay que escuchar can't keep para saber que se viene un discaso. la vieja escuela del rock and roll, con las converse rotas, las camisas le?adoras, el amor al vino y la critica constante aparecen como demasiado inentendibles frente a canciones pegajosas y faciles de escuchar. no digo que todo el mundo deba andar desconfiando todo el dia, y que todo paresca malo, pero la escencia del rock es mostrar el mundo tal cual es, sin adornos ni cliches de depresivos, interpretar sentimientos, y es eso lo que eddie vedder y su banda hacen cada vez mejor.
espero que el vino a destajo que toma eddie no le pase la cuenta, y asi poder seguir disfrutando de la mejor banda de rock viva. PoLo
Publicado por Una Caro
Jueves, 24 de noviembre de 2005 | 21:42
Como le dec?a, para m? es como un nuevo comienzo, est? lejos de ser el fin de una etapa, es como el comienzo de otra mucho m?s fuerte...

Yo nunca pens? ue estuviesen en decandencia, pero s? que estaban m?s viejos, ahora pienso como dice usted, est?n mucho m?s maduros, y no menos.

Grande Pearl Jam! fue todo un suceso!